El problema de los océanos de plástico

22/03/2018
  • El uso masivo del plástico desde hace décadas ha generado un grave problema de contaminación y los océanos se están convirtiendo en un enorme cubo de basura de plástico.

    El plástico comenzó a utilizarse de manera masiva en la década de los 50. Se trata de un material omnipresente que por sus características y su bajo precio podemos encontrarlo en envases de productos, en materiales de construcción, entre los ingredientes de los cosméticos, en los tejidos de las ropas y en multitud de objetos de uso cotidiano.


    Océanos de plástico:

    Junto con el aumento del consumo del plástico se han incrementado sus residuos y, debido a su abandono o a una mala gestión, unos 8 millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente.

    Se calcula que del 60% al 80% de la basura marina está formada por plásticos. La mayoría llegan en forma de microplásticos, es decir fragmentos inferiores a 5 mm. Un problema mundial que está alterando el equilibrio, está aumentando de manera continuada y del que se desconoce sus consecuencias.

    El plástico ha colonizado la superficie del mar y sus profundidades. El plástico que vemos es sólo la punta del iceberg ya que se queda en la superficie del mar solamente el 15%, el 70% se queda en el fondo marino y el 15% en la columna del agua.

    Es difícil calcular el tiempo que tarde en biodegradarse el plástico en los océanos, pero se estima que es mayor que en la tierra ya que depende de las condiciones ambientales a las que está expuesto. La radiación procedente de la luz solar es uno de los principales agentes degradantes del plástico en los océanos. El oleaje acelera el proceso de degradación y lo transforma en trozos más pequeños. Se trata de un material que necesita para su descomposición oxígeno y luz por lo que permanecerá durante siglos en las profundidades.

    Además, los productos químicos entran en la cadena alimentaria y se desconoce cuál será el impacto a largo plazo de esta contaminación de plástico. El vertido de residuos de plástico de manera indiscriminada es un desastre medioambiental que de no ponerle freno acabará afectando negativamente a nuestra sociedad.

    El plástico es un material muy persistente y que se dispersa fácilmente por lo que se puede encontrar plástico en todos los océanos del mundo. Sin embargo, se han encontrado 5 zonas de concentración conocidas como “islas” o “sopas” de plástico en las zonas subtropicales. Hay 5 islas de basura formadas en su gran mayoría por microplásticos: dos en el Pacífico, dos en el Atlántico y una en el Índico.

    El octavo continente:

    El océano Pacífico se ha convertido en uno de los grandes basureros de plástico del mundo. En el año 1997 se descubrió en este océano una enorme masa de residuos. Se calcula que la isla de plástico tiene una superficie equivalente a cuatro veces la superficie de España. La cantidad de residuos de esta “isla” es superior a tres millones de toneladas y se le ha bautizado como “el Octavo Continente”

    Esta “isla” se sitúa en el océano Pacífico debido a los vientos, mareas y corrientes marinas, pero también por la suciedad que generan los humanos en el litoral y la gran cantidad de barcos que surcan cada día esas aguas.

    Sin embargo, pese a su tamaño, resulta difícil localizarla con radares o verla mediante fotografías desde un satélite. Esto se debe a que la mayor parte de estas islas son fragmentos pequeños, microfragmentos del tamaño de un grano de arroz que están destruyendo el ecosistema marino.


    Te invitamos a que visualices un documental donde se explica con detalle esta problemática y trata de resolver dónde van a parar las partículas tóxicas de plástico:

    Océanos, el misterio del plástico desaparecido


    La contaminación marina en números:

    Existen numerosos estudios en marcha para buscar soluciones al problema del plástico, pero mientras tanto la contaminación marina ya se ha convertido en un grave problema que habría que aborda de manera inmediata.

    Los datos que se muestran a continuación son una muestra de las dimensiones del problema:

    • En el mundo se producen 100 millones de tonelada de plástico al año y de ellas alrededor del 10 % terminan en el mar
    • Se calcula que en el año 2050 habrá en el océano más toneladas de plástico que de peces.
    • Cada año entran al mar unos ocho millones de toneladas de plástico.
    • Cada kilómetro cuadrado de océano contiene un promedio de 74.000 piezas de plástico.
    • Los residuos plásticos matan a cientos de miles animales cada año.
    • Hay estudios que han encontrado restos de plástico en el estómago del 95% de las aves analizadas.
    • Cada segundo más de 200 kg de basura van a parar a los océanos.
    • En España el 50 % de los plásticos que llegan a los centros de reciclaje terminan en los vertederos sin ser reciclados.


    ¿Cómo llega el plástico a los océanos?

    Cuando nos deshacemos del plástico se puede reciclar o incinerar, pero puede acabar en los ríos y en los océanos a través de los sistemas de drenaje de las aguas en zonas urbanas; también por el agua que fluye por los vertederos, por los residuos abandonados y los vertidos deliberados.

    Las micropartículas de plástico que incorporan algunos productos cosméticos y de higiene también acaban en los ríos y finalmente en los océanos. El plástico puede llegar a los océanos debido a los residuos accidentales de los barcos, pero se calcula que el 80% de los residuos marinos provienen de tierra y el 20 % restante de la actividad marina.


    Consecuencias del plástico en los océanos:

    El plástico en el medio marino tiene graves consecuencias en la vida marina. Los macroplásticos pueden provocar enredos, asfixias, estrangulación o desnutrición por bloqueo del estómago o del intestino del animal.

    Los microplásticos, por su parte, tienen un impacto negativo incluso en las especies más pequeñas como el plancton, los crustáceos y los peces, y pueden llegar incluso a nuestros platos a lo largo de la cadena alimentaria.


    La búsqueda de soluciones:

    El problema de la basura marina requiere la puesta en marcha de acciones para abordarlo. Las soluciones van desde cambios de la legislación internacional hasta trabajos de limpieza de los mares y playas, así como campañas de sensibilización para reducir el uso del plástico.

    Para erradicar este problema son muy importantes las soluciones globales, pero no debemos de olvidar las acciones individuales. Fabricantes, consumidores y administraciones, todos tenemos nuestra parte de responsabilidad en reducir el uso del plástico.

    Ya existen en el mercado alternativas a los productos de plástico como bastoncillos para los oídos de algodón y bambú, pañales reutilizables, cepillos de dientes de bambú y muchos otros productos que puedes conseguir en nuestra TIENDA ON LINE y que suponen una alternativa ecológica a los productos de un solo uso y fabricados con plástico. Y sobretodo, rechaza los productos con envase de plástico, y pide envases de cristal o metal, mucho más ecológicos y compatibles con el Medio Ambiente.

¿Quieres ser el primero en dejar tu opinión?

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto